El rostro es más importante que la cosa (regla para ver telediarios nº 312)

16/03/2011  

Cuando veáis alguna noticia, especialmente local, que trate sobre avances en una construcción pública, la firma de algún convenio para supuesto beneficio de los ciudadanos, o la celebración de algún congreso sobre los problemas del mundo mundial, no vayáis a pensar que la noticia realmente trata de los avances de alguna construcción pública, la firma de algún convenio o la celebración de algún congreso. Es más bien acerca del hecho de que el político de turno afín a la ideología de la cadena de televisión ha ido a inaugurar la construcción, firmar el convenio o participar en el congreso (o sólo que pasaba cerca), y les ha avisado para que le saquen, que toca, especialmente en época preelectoral.

No hablemos ya de inauguraciones, que son un concepto especialmente diseñado para que sacar el careto de un político en la tele nos cueste a todos un buen montón de minolles, perdón, millones. Aparte de lo que nos cuesta en sí el mantener la cadena de ideología afín repletita de personas dispuestas a tener y/o cuidar esa ideología afín.

Si, a pesar de que dicho así parece algo de perogrullo, no os creéis que un telediario local/regional no saque noticias de interés público sin que aparezca el rostro -dicho con todas las connotaciones de la palabra- de un querido prócer, contad la próxima vez que veáis una noticia que empieza de tal guisa los segundos hasta que salga el mencionado careto. Os aseguro que no falla.

(Otra forma de comprobarlo es tratar de enumerar las noticias que tratan de ese tipo de cosas pero que no contienen ningún político en su interior y ver, al final del telediario local/regional, que ascienden a un total de cero).

facebooktwitterredditlinkedintumblrmail